¿Por qué nos gusta tanto evaluar y ser evaluados?

Antonio Fernández Vicente, Universidad de Castilla-La Mancha Llamo para realizar una gestión a un centro de atención telefónica. La persona con la que hablo me avisa de que, al término de la llamada, recibiré otra para valorar cómo he sido atendido. Al acabar cualquier menú en un restaurante, el camarero, con amabilidad, me pregunta si…