I’m sorry, Dave: 2001 y la tecnología

Normalmente, nadie se pregunta por el sentido de la tecnología. ¿Qué es? Vivimos en ella, pero ni siquiera en las universidades, por lo general, se pregunta por la técnica. Es algo que se da por descontado. Quizás uno de los más lúcidos ejemplos para comprender qué es la tecnología, y su relación con el ser humano, fue la que en 1968 dirigiera Stanley Kubrick. Richard Strauss nos da algunas pistas. ¿Qué tiene que ver un simio que descubre usos posibles para los huesos con una nave espacial? ¿Y qué relación tiene con Así habló Zaratustra, de Strauss?

“Allá donde está el peligro, está también lo que salva” Friedrich Hölderlin

La técnica es una de las cualidades que nos diferencia de los animales. Porque el ser humano no sólo quiere vivir, sino vivir bien, se esfuerza en amoldar la naturaleza a sus propósitos. Es lo que José Ortega y Gasset resumía en su Meditación de la técnica. La técnica es “el esfuerzo por ahorrar esfuerzo”. Ese esfuerzo lo dictan las necesidades del ser humano, que son cambiantes según las épocas, los modos de vida, las mentalidades. ¿Qué necesitamos? ¿En verdad necesitamos todo lo que propone solucionar la tecnología? ¿No crea nuevas necesidades? ¿Problemas donde no los había?

Monolito en 2001, una odisea del espacio

El ser humano no se contenta con cubrir las necesidades básicas para la mera supervivencia. Lo propio del hombre es lo superfluo. No sólo queremos alimentarnos: cocinamos para otorgar forma humana a la comida. Era la diferencia fundamental entre lo crudo y lo cocido, explicada por Claude Lévi-Strauss.

Y en ese afán de poder más, inventa las herramientas, crea una sobrenaturaleza que llamamos mundo artificial. Ése era el destino del hombre para Martin Heidegger: el de sacar de lo oculto todo aquello que sea posible hacer, por medio de la transformación que imprime la técnica en la naturaleza. El monolito es el símbolo de la razón, que crea algo nuevo, no existente en la naturaleza. En ella, no hay ninguna línea recta. Y tampoco hay nada que se parezca a la música de Strauss. Pero la razón y sus engendros tecnológicos pueden aniquilarnos.

Fotograma de 2001.

Ese mundo creado es tanto el del hueso reconvertido en arma, como el de la nave espacial y el ordenador HAL 9000. El principio es el mismo: el dominio del espacio y del tiempo. Pero, mientras el utensilio está al servicio del primate, será la Inteligencia Artificial la que sojuzgue a su creador. El destino del hombre es también el peligro de haber creado un mundo tecnológico en el que seamos nosotros mismos las herramientas. Se intercambian los roles. El hombre crea la tecnología, pero al mismo tiempo la propia tecnología puede acabar determinando en exceso a su creador. Se convierte así en su circunstancia primordial. El mundo tecnológico llega incluso a diseñar las vidas, sin que haya una apropiación racional de los seres humanos de esos instrumentos tecnológicos.

Es la ambivalencia de la tecnología. ¿Tiene sentido el mundo tecnológico tal y como lo hemos construido? ¿Puede ser que la racionalidad tecnológica acabe en pura irracionalidad? El regalo de Prometeo, el fuego, no solo calienta y mantiene fuera de la intemperie al ser humano. También quema y abrasa.


Prometeo
Rubens, Pedro Pablo
Copyright de la imagen ©Museo Nacional del Prado

De Richard Strauss a Roger Waters, que fuera líder de Pink Floyd. En Perfect Sense, las súplicas de clemencia de HAL 9000 marcan el comienzo de la canción. Como un moderno Prometeo, es Dave quien asesina al ordenador asesino. HAL 9000 no es más que aquello para lo que lo hayamos programado. Será la encarnación de nuestros valores. No es de extrañar que fuese una máquina asesina, porque el propio ser humano también lo ha sido. Nos debatimos entre el amor y la muerte. La tecnología, la inteligencia artificial y HAL 9000 también.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s